6 pasos para una una vida sana

Todos sabemos que adaptarse a una vida sana no siempre es fácil, a veces nos vemos tentados por alimentos que no nos convienen, trasnochamos demasiado y no nos apetece hacer deporte. Por eso, os presento a continuación algunos consejitos para que pasaros a un healthy lifestyle sea un poco más fácil:

  1. Piensa qué actividad física vas a realizar y cuánto tiempo vas a dedicarle. Lleva una programación semanal y recuerda ser realista en tus horarios. Es mejor que empieces suave y luego vayas aumentando el ritmo. Si no, es fácil que termines desistiendo.
  2. Elige una actividad que te guste. Si te obligas a ti mismo a hacer algo con lo que no estás a gusto terminarás por dejarlo. Puedes buscar las ofertas de actividades que se ofrezcan en tu ciudad, realizar algo de ejercicio en casa o al aire libre por tu cuenta. En ambos casos las opciones son interminables.
  3. Ponte guapa. Si te sientes guapa con la ropa que te pones para hacer deporte estarás más animada y te costará menos continuar. Si tienes la oportunidad, date un capricho y cómprate un modelito mono de fitness. ¡Estarás deseando ponértelo!
  4. Disfruta de la comida sana. A estas alturas ya sabes perfectamente qué tipo de alimentos son los más recomendables para una una buena salud, y cuáles no. Ahora solamente tienes que aprender a disfrutar de ellos. Piensa en la gran variedad de frutas y verduras que hay el mercado, o en la infinidad de posibilidades que te ofrece el mundo de las infusiones. Busca nuevas recetas y aprende a disfrutar de la comida sana, y por supuesto, no olvides darte un capricho de vez en cuando.
  5. Duerme bien. Este es probablemente el consejo más sencillo, porque dormir es un placer del que debemos disfrutar. Recuerda, un mínimo de 7 horas es lo esencial para que puedas tener energía a lo largo del día para seguir el resto de consejos.
  6. Sé constante. Las primeras semanas en las que empiezas una nueva rutina son las más difíciles, pero no debes desistir. El truco es no darte la posibilidad a ti misma de no hacerlo. Por ejemplo, si tienes que ir al gimnasio, no te permitas empezar a pensar “hace frío, estoy cansado…”, no te llegues a plantear no ir. Cuando se trate de comida, ni te lo pienses dos veces antes de elegir la opción más sana, simplemente, elige lo que sabes que tienes que elegir. Al final, los resultados que obtengas son el fruto de lo que vas haciendo día tras día, con tus pequeñas elecciones cotidianas.

4. 1. Cómo llevar uan vida sana

Si eres capaz seguir estos consejos durante unas pocas semanas, el resto irá solo y pronto habrás conseguido llevar la vida sana que deseabas. ¡Buena suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s