Cómo cuidar tu cabello: rutina básica de belleza

¡Hola a todos! En el post de hoy vamos a aprender una rutina de cuidado de cabello sencilla para tener un pelo siempre perfecto.

En primer lugar debes tener claro qué tipo de cabello tienes y por tanto qué productos y qué peinados te van mejor. De manera muy general podemos distinguir tres tipos de cabello: seco, normal y graso. Los pelos secos tienden a ser más gruesos y a tener una textura más pronunciada, es decir suelen ser rizados u ondulados. En algunos casos presentan problemas de encrespamiento. Los cabellos grasos suelen asociarse con tipos de cabello más finos y con poco volumen, normalmente son más bien lisos. Los cabellos normales son aquellos que no presentan un nivel de grasa anormal, ni por defecto ni por exceso, ni tampoco son en exceso encrespados o lacios.

En base a esto debes elegir los productos que mejor se ajusten a tus necesidades. Si tienes un pelo seco, las mascarillas serán tus mejores aliadas, así como los productos con base aceitosa. Si por el contrario tienes el pelo más bien graso deberás buscar productos ligeros que no hagan que el pelo pese, y deberás evitar el usar demasiadas capas de productos. En este caso, menos es más.

En cuanto al ritmo de lavado, creo que es una decisión que puede variar bastante de una persona a otra, y depende también del modo de vida de cada uno (si por ejemplo vas al gimnasio o la piscina). Como regla general, y en especial para los cabellos secos, recuerda que los aceites presentes de manera natural en el cuero cabelludo pueden ser más beneficiosos de lo que piensas, por tanto un lavado excesivo del cabello puede llegar a perjudicarlo.

En cuanto al calor, lo ideal sería usar la mínima cantidad de herramientas posible, pero yo soy la primera que no puedo vivir sin mi secador, así que si te ocurre lo mismo te recomiendo que uses productos protectores del calor. No suelen aportar peso al pelo y te ayudarán a minimizar los daños del calor de tus aparatos.

6. 1

No podemos olvidarnos tampoco de otros factores que dañan tu cabello, como los tintes y decoloraciones, el agua del mar o de la piscina. Para el primero de los casos recuerda que lo mejor es teñir tu cabello con el mayor intervalo de tiempo posible, y en cuanto al daño ocasionado por el agua del mar o de la piscina, lo mejor que puedes hacer es aclarar bien tu cabello en cuanto llegues a casa. Por suerte estos factores son temporales y si haces una pequeña cura de recuperación al final del verano, no habrá mayor problema.

Estos son los consejos básicos para un cabello perfecto y sano todo el año. Espero que te inspiren y que te sirvan para mimar tu pelo como se merece.

Un abrazo y ¡gracias por pasarte! 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s