Cómo cuidar el cabello con decoloración

Tanto si llevas el pelo con mechas, completamente decolorado y luciendo un bonito rubio platino, o si simplemente te estás planteando hacerte una decoloración, este post es para ti. Hacemos una recopilación de los mejores trucos (y comprobados) para cuidar el cabello que ha pasado por un tratamiento de decoloración.

  1. Productos de decoloración. Lo normal es que la decoloración se realice en un salón de belleza, porque el proceso puede resultar algo delicado, y normalmente en estos sitios utilizan productos profesionales usados correctamente. Tanto si depende de tí como si no, debes saber que existen varios tipos de polvos de decoloración, algunos más agresivos que otros. También el volumen del agua oxigenada que se utilice y el tiempo de exposición son factores clave para que el proceso de decoloración sea lo menos agresivo posible. Cuanto mayor sea el volumen del agua oxigenada y el tiempo de exposición, más daño puede causar al cabello. Lo mejor es usar agua de 20 ó 30 volúmenes y dejar el agua de 40 para casos donde realmente se necesite y el cabello lo pueda aguantar. ¿Lo mejor? Los polvos de decoloración sin amoníaco con un agua oxigenada de un volumen lo más bajo posible, por ejemplo de 20.9.3
  2. Intervalo de aplicación de la decoloración. Lo mejor para el cabello es, obviamente, un intervalo amplio entre aplicación y aplicación, porque tiene más tiempo para recuperarse del daño. Sin embargo, esto es complicado si tienes una base de cabello oscura, ya que las raíces se notarán enseguida. Lo ideal es buscar un equilibrio entre dejar “respirar” al cabello y no dejar crecer demasiado la raíz, ya que el efecto es poco estético.
  3. Productos de cuidado. Las mascarillas son absolutamente necesarias en este caso. No es suficiente ya aplicarlas una vez por semana sino en cada lavado. Por otra parte, todos los productos con base aceitosa para aplicar en la fase de peinado son muy útiles. En tercer lugar, el uso de protectores del calor se hace también imprescindible para los cabellos con decoloración.9.2
  4. Aparatos con calor. Se debe intentar reducir al máximo el uso de secadores, planchas, tenacillas y cualquier otro aparato de calor. Lo último que queremos en este caso es quemar aún más la ya debilitada estructura capilar, pero si tienes que hacerlo, como hemos dicho en el punto anterior, no olvides un protector térmico.
  5. Frecuencia de lavado. El cabello decolorado es más seco y poroso, por tanto el ritmo de lavado va a cambiar. El pelo no va a necesitar un lavado tan frecuente como un pelo sin decoloración y además, cada lavado lo va a resecar un poco, así que lo mejor es lavarlo solo cuando sea necesario para mantenerlo limpio.9.4

Si sigues estos consejos comprobarás que mantener un cabello decolorado sano es posible. Tan solo necesitas mimarlo, observarlo y adaptarte a lo que necesita. Tanto si llevas mechas, rubio platino o un color de fantasía, ¡que nada te impida lucir el color de pelo que te gusta!

Besos y ¡hasta pronto!

Anuncios

Un comentario sobre “Cómo cuidar el cabello con decoloración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s