Viaje a Madrid

Hace poco he hecho un pequeño viaje a Madrid. La verdad es que ha sido súper rápido y me han quedado muchas cosas por ver, pero el tiempo que he estado allí me lo he pasado genial, y la capital ya se ha convertido en una de mis ciudades favoritas dentro España. ¡Estoy deseando volver!

Llegamos el sábado a media mañana. Podríamos haber madrugado un poco más, pero este iba a ser un viaje tranquilo, sin prisas. Nuestro hotel, One Shot Recoletos, estaba bastante céntrico, en el corazón del barrio Salamanca, entre la Puerta del Alcalá y el Paseo de Recoletos.

13. 1

13.1Aprovechamos el final de la mañana para pasear por el Retiro, aunque es inmenso y no llegamos a verlo todo.

13.2

Salimos de él para ir a comer al mercado de Antón Martín. El sitio tenía una pinta estupenda, pero estaba tan abarrotado que tuvimos que improvisar y buscar otro lugar para comer. Al final terminamos comiendo en un restaurante cercano.

Por la tarde visitamos el Palacio Real. Una vista merecida, desde luego, y un edificio que nada tiene que envidiar a otros palacios de renombre europeos. Un pequeño viaje en el tiempo al Madrid de los Austrias.

13.3

Por la tarde volvimos paseando al hotel por otra ruta y pudimos conocer algunos lugares emblemáticos, como la Puerta del Sol o la Plaza Cibeles.

Cenamos en un restaurante cerca del hotel que se llamaba A.n.e.l. El ambiente estupendo y el servicio del personal, muy amable. Después de cenar, me gustaría contar que tuve un planazo súper interesante y que pude conocer la fiesta madrileña, pero la verdad es que estábamos tan cansados de andar todo el día que nos fuimos enseguida a dormir.

13.5

La mañana siguiente nos levantamos pronto para ir a visitar el Museo del Prado. Es un lugar inmenso en el que lo ideal sería pasar el día entero, pero con una mañana fue suficiente para ver lo esencial.

13.6

13.7Para cuando quisimos salir del museo ya era muy tarde para ponerse a buscar un restaurante, así que optamos por la opción de comida rápida y terminamos en el Rodilla de al lado de la Puerta de Alcalá. Después de una rica ensalada y sandwiches, iniciamos el camino de retorno a casa.

Como digo, esta ha sido una visita express (la próxima vez será con más calma y e iré directa a la zona de tiendas), pero lo poco que he visto de la ciudad me encanta. Tiene todo lo que me gusta de las grandes ciudades europeas, solo que esta está más cerca de casa. Madrid, ¡volveré pronto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s