7 consejos para retrasar el envejecimiento

Inevitablemente, al llegar a cierta edad todos comenzamos a notar los primeros signos de la edad. Esto suele ocurrir alrededor de los 25 años. Por supuesto esto no supone un cambio radical en nuestro aspecto, sino simplemente la aparición de pequeñas señales que nos indican que la piel ha comenzado su proceso de madurez. Algunos de estos signos pueden ser una piel ligeramente más seca, la aparición atenuada de líneas de expresión alrededor de los ojos o la boca, o una ligera pérdida de firmeza, que puede notarse sobre todo al gesticular.

El proceso de envejecimiento de la piel es algo natural y no debemos obsesionarnos con ello, pero sí que es posible retrasarlo parcialmente gracias a algunas recomendaciones y consejos generales que vamos a enumerar a continuación:

1. Come sano.

Una dieta equilibrada ayuda a prevenir el envejecimiento de la piel. Algunos compuestos son especialmente recomendables, como el omega-3 (abundante en pescados), debido a sus propiedades antiinflamatorias, o los antioxidantes (que podemos encontrar en el té o en los frutos rojos, por ejemplo), por sus propiedades regenerativas. Sin embargo, el compuesto más importante en la lucha contra el envejecimiento es la vitamina A o retinol, que ayuda a un correcto mantenimiento de los huesos y la piel. Este lo podemos encontrar en productos lácteos y frutas y verduras como zanahorias, mango, papaya, espinacas, lechuga o brócoli.

Además, debemos completar nuestra dieta tomando suficiente agua para mantener nuestra piel perfectamente hidratada. Lo ideal es beber entre un litro y medio y dos litros de agua, mejor fuera de las comidas.

21.1.

2. Limpia la piel adecuadamente.

Debes limpiar tu piel cada día, mañana y noche. Esto no solo evitará que la suciedad se acumule en los poros, causando imperfecciones, sino que además sobre una piel limpia los productos cosméticos que apliques después penetrarán con mayor facilidad.

Por tanto, elige el método que mejor se adapte a ti, bien sean espumas limpiadoras, geles, toallitas desmaquillantes o el clásico combo leche limpiadora-tónico, pero no te olvides de hacerlo.

3. Evita exposiciones prolongadas al sol.

La radiación ultravioleta es uno de los principales causantes de arrugas, líneas de expresión y manchas. Para combatirlo, debemos usar una dosis de protección solar moderada durante todo el año y más alta en los meses de sol. Lo mejor es buscar cremas hidratantes que contengan protector solar y usar una crema específica en verano.

Además, recuerda usar gafas de sol en los días soleados para evitar la aparición de arrugas en el contorno de los ojos.

21.2

4. Usa cosméticos anti-arrugas.

Las cremas anti-edad están especialmente diseñadas para disminuir no solo las arrugas sino los signos de la edad en general, como la textura de la piel, la firmeza o el nivel de hidratación. Este tipo de cosmética suele contener colágeno y retinol, ambos esenciales para estimular la regeneración celular. Elige los productos que mejor se adapten a tu tipo de piel y prueba hasta encontrar con tu mejor combinación, merece la pena.

5. Evita el tabaco y el alcohol y duerme bien.

No es nada nuevo si decimos que el alcohol y el tabaco tienen un grave impacto sobre el aspecto de nuestra piel, pero no está de más recordarlo. Además, también debemos recordar otros hábitos saludables como dormir suficientes horas, pues no solo nos encontraremos mejor física y anímicamente, sino que permitiremos a la piel completar adecuadamente su proceso de renovación celular, que tiene lugar mientras dormimos.

21.3

6. Evita la gesticulación excesiva.

En nuestro día a día repetimos gestos que pueden llegar a marcarse en la piel con el paso del tiempo. Esto es lo que comúnmente conocemos como líneas de expresión. Ocurre cuando por ejemplo, fruncimos el ceño, o también cuando dormimos, ya que no controlamos nuestra postura y podemos pasar horas creando pliegues en la piel del rostro sin darnos cuenta.

Obviamente, no es posible controlar los pliegues que se forman en la piel mientras dormimos, pero sí que podemos hacer algo contra la gesticulación excesiva. Si notas que frunces demasiado el ceño o que marcas demasiado las líneas de la frente, evita hacerlo en la medida de lo posible, y este tipo de arrugas se marcarán menos.

7. Fuera el estrés

Aunque sé que a veces es difícil, intenta rebajar tus niveles de estrés al mínimo, pues a la larga terminará afectando no solo a la belleza de tu piel sino a tu salud.

Intenta distribuir tus tareas cotidianas adecuadamente, hacer las cosas despacio y buscar un hueco de tiempo para dedicarte a ti (si no se te ocurre nada puedes consultar el post sobre consejos para relajarse). Y por último, no olvides nunca sonreír; puede no sea lo mejor para las líneas de expresión de la boca, pero es la mejor medicina para tu mente 😉

21.4

Ahora espero que sigáis al pie de la letra estos consejitos. ¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s