Cuida tu piel para mantenerla sana y bonita

Cómo cuidar la piel del rostro

¿Cómo podemos cuidar la piel para mantenerla sana y bonita? La piel es un órgano muy extenso que se compone de tres capas diferentes: la epidermis (capa externa), la dermis (capa intermedia) y la hipodermis (capa interna). Mirar por el cuidado de la piel y bienestar es fundamental en hombres y mujeres y no solo por cuestiones de estética.

Hoy os presento 4 consejos universales para el cuidado de la piel.

Hablamos de una barrera que nos protege contra el calor y el frío, los microorganismos, la radiación solar y los efectos de productos químicos.

Además, a través de sus receptores nos ofrece una adecuada percepción de la temperatura, el dolor, el tacto y la presión, por no mencionar que la piel sirve para mantener el balance hídrico del organismo. Aquí te contamos cómo cuidar tu piel para mantenerla sana y bonita, ¡atenta!

¿Qué tipos de piel existen?

No todos poseemos el mismo tipo de piel. Depende, en gran medida, de las secreciones de las glándulas sudoríparas y sebáceas de las que está compuesta para mantener su barrera hidrolipídica en perfecto estado. Las pieles normales o secas cuentan con relación agua/grasa normal o disminuida, mientras que, la piel grasa tiene una mayor secreción oleosa. Ahora bien, existen pieles que tienen combinadas zonas de piel seca con otras más grasas, se trata de piel mixta.

¿Cómo cuidar la piel del rostro? Consejos para mimarla

Cada piel requiere una serie de cuidados específicos. La rutina a seguir dependerá de la edad, la fisiología, el sexo y los factores ambientales a los que estemos expuestos cada día. Desde aquí vamos a proporcionarte una serie de consejos para cuidar tu piel y mantenerla sana y bonita. Sin embargo, no debes olvidar que tendrás que ampliar estos cuidados si tu piel padece algún tipo de problemática como envejecimiento, acné, atopia o hipersensibilidad.

  • Convertir la higiene diaria del rostro en un hábito diario. Limpia tu cara dos veces al día: una vez por la mañana y otra justo antes de acostarte. De ese modo eliminarás todas las toxinas y los restos de maquillaje. Eso sí, emplea productos específicos para evitar agredir la piel. 
  • Nutrir e hidratar la piel en profundidad. La hidratación es clave para obtener una piel firme, elástica y sana tanto en el rostro como en el resto del cuerpo. Para hacerlo efectivamente escoge hidratantes que sean adecuadas para tu tipo de piel y para cada zona del cuerpo, y aplícalas cada día a través de suaves masajes.
  • No olvides emplear serums faciales. Hablamos de cosméticos de consistencia ligera que poseen una alta concentración de moléculas activas, que pueden mejorar el acné, la textura de la piel, unificar el tono o iluminar el rostro. En el mercado existen sérums con distintas propiedades para adaptarse a todo tipo de pieles y problemáticas, ya sea piel muy seca, con daños solares o con signos visibles de la edad.
  • Vigilar la aparición de manchas. Es fundamental para evitar que este tipo de pigmentaciones, que aparecen por la exposición al sol, oscurezcan o se extiendan dando un aspecto envejecido de nuestra piel. Tratar las manchas faciales es imprescindible para lucir una piel sana y bonita, aunque no existe mejor solución que una buena prevención. También es importante prestar atención a los lunares y pecas y visitar al dermatólogo una vez al año y/o cada vez que cambien de tamaño o color.

A la hora de cuidar y mimar la piel como se merece, estas recomendaciones hay que seguirlas día tras día. De cualquier forma, no olvides que no hay mejor cuidado que la limpieza y la protección solar. Además, ten presente que el cuello y el escote también existen, protégelos de las radiaciones solares durante todo el año, no solo en verano.

Estos son mis 4 consejos fundamentales para el cuidado de la piel del rostro para mantenerla sana y bonita. Espero que los pongáis en práctica.

Un abrazo,

Deliria Rose