Vitamina C para la cara

Vitamina C para la cara

Hello my darlings! Hoy vamos a hacer una documentación exhaustiva sobre la vitamina C para la piel de la cara, ya que es uno de los ingredientes cosméticos más populares en la actualidad. Os cuento para qué sirve y cuáles son sus propiedades cosméticas, cómo debemos utilizarla y cuáles son las mejores cremas, sérums y ampollas de vitamina C. 

Conocer sobre las propiedades de diferentes ingredientes cosméticos es importante a la hora de elegir qué ponemos en nuestra piel. Debemos ser selectivos con los productos que usamos para hacer que nuestro rostro se conserve saludable y bonito durante muchos, muchos años. 

Si eres nuevo por aquí, ¡hola! Soy Deliria Rose y me encanta escribir sobre cosmética, belleza, cuidado del cabello y algo de moda. ¡Sígueme en Facebook para estar al día de las novedades de esta web y leer consejitos prácticos!

¿Para qué sirve la vitamina C?

La vitamina C sobre la piel de la cara se utiliza para luchar contra los signos de la edad. 

Principalmente, la vitamina C es muy popular porque facilita la síntesis del colágeno, que sirve para mantener la elasticidad y la vitalidad del cutis. 

Un segundo efecto sobre el envejecimiento de la piel es el que tiene sobre las manchas

Por último, la vitamina C aporta luminosidad, lo cual es beneficioso para las pieles que con el paso de los años se van viendo más apagadas.

La vitamina C se incorpora al organismo a través de la alimentación principalmente (más adelante veremos cuáles son los ingredientes con más carga de vitamina C). No obstante, podemos potenciar el efecto de esta vitamina sobre la piel a través de la vía tópica, es decir, utilizando productos cosméticos.

Ingrediente cosméticoVitamina C
Tipos de pielTodos tipos de piel, especialmente seca o piel madura
UsoAnti-edad, antimanchas, antioxidante
Modo de usoDía y noche (depende del producto)

Propiedades

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es un ingrediente que se usa en cosmética por sus efectos anti-edad pero sin ser tan agresivo como otros principios activos. Si estás pensando en usar la vitamina C para luchar contra los efectos del envejecimiento, te recomiendo que leas el post sobre el ácido hialurónico, que hace maravillas para «rellenar» la piel o el ácido glicólico, que es genial para aportar luminosidad y borrar las líneas de expresión.

Las propiedades cosméticas de la vitamina c para la cara son las siguientes:

  1. Actúa como antioxidante (una palabra que me encanta en cosmética). Esto significa que protege a la piel de los radicales libres y la contaminación. La piel se ve más luminosa, más hidratada y uniforme.  
  2. Previene el envejecimiento prematuro de la piel. Contribuye a la formación natural de colágeno y elastina, que sirven para que la piel esté elástica y no se formen tantas arrugas de expresión.
  3. Reduce las manchas, producidas tanto por envejecimiento como por el sol. 
  4. Al utilizarla potencia el efecto de otros ingredientes cosméticos, como la vitamina E, A, F y el SPF. Estos ingredientes, por su parte, ayudan a estabilizar la vitamina C. Es decir, se produce una sinergia al utilizar con otros principios activos. 

¿Cómo utilizarla para las manchas?

La vitamina C es muy popular como despigmentante, especialmente en cosmética coreana.

Pese a la leyenda popular de que la vitamina C aplicada de día produce manchas, nada más lejos de la realidad. Aunque es importante llevar protector solar cuando la utilizamos en nuestra rutina de mañana, la vitamina C ayuda a eliminar las manchas producidas por la edad y puede utilizarse tanto de día como de noche.

Cómo utilizar la vitamina C

La vitamina C puede administrarse por tres vías:

  • A través de la alimentación: se pueden conseguir unos niveles óptimos de vitamina C para cumplir las funciones vitales del organismo consumiendo alimentos ricos en esta vitamina.
  • De forma tópica: la vitamina C se utiliza en sérums, cremas y otros productos cosméticos y sirve para potenciar los efectos de la vitamina C que ya adquirimos a través de la alimentación.
  • Vitamina C inyectable: se está estudiando como método para combatir ciertas enfermedades, pero su uso en cosmética no está desarrollado.

Sérums de vitamina C

Los sérums de vitamina C los debemos utilizar después de limpiar el rostro y antes de la crema hidratante. 

Algunos productos indican que deben utilizarse de día y otros de noche. Esto depende de la concentración de vitamina C de cada producto. Por norma general, este ingrediente puede utilizarse tanto de día como de noche. Únicamente debemos recordar que si lo usamos de día, hay que aplicar protector solar.

Uno de los sérums más populares es el Sérum Vitamin C de la Roche Posay. Como no podía ser menos, lo compré para probarlo, y en el enlace tenéis la opinión del producto.

También hay otro, de The Ordinary, que aún no he probado, pero está en mi lista de deseos.

En fin, existen bastantes opciones de sérums en el mercado. Busca cosméticos con vitamina C en tu farmacia o tienda habitual para ver más marcas y precios.

Ampollas de Vitamina C

La diferencia entre las ampollas de vitamina C para el cutis y otro tipo de productos es que estas se absorben de manera inmediata.

Al aplicar ampollas, o cualquier otro producto de vitamina C, este ingrediente se absorbe hasta llegar a la dermis y epidermis. No obstante, su efectividad depende del ph del producto cosmético en cuestión. El ph de la piel normalmente está entre 4.5 y 5.5. Para que sea efectivo, el ph del producto de vitamina C debería de estar entorno al 3.5. Con un mayor ph perdería efectividad.

Un ejemplo de ampollas de vitamina C bastante populares son las Peptide C de Vichy.

Ampollas Liftactiv Specialist Peptide-C Anti-Ageing 10% de Vichy: 

Ampollas de vitamina C pura y ácido hialurónico. Estas ampollas sirven para combatir los signos del envejecimiento. Se aplican a diario y contienen una fórmula está enriquecida con ingredientes activos clave que incluyen 10% de vitamina C pura, ácido hialurónico y biopéptidos. La fórmula es minimalista, solo incluye 10 ingredientes, asegurando que cada ingrediente es cuidadosamente seleccionado y efectivo.

Crema facial con vitamina c

Hay un par de cremas muy famosas que contienen vitamina C, y ambas son además bastante asequibles:

Vitamina C de Babaria: 

Una cremita muy simple de vitamina C, apta tanto día como para noche. Tendríamos que complementarla con un SPF si la vamos a usar de día. Me parece buena opción para pieles más grasas o relativamente jóvenes (solo primeras arrugas, por ejemplo). 

Q10 Plus C Energizante Cuidado De Día de Nivea: 

En mi opinión, esta crema me parece un poco más potente. Además de vitamina C tiene Coenzima Q 10, que es un antioxidante, y ya viene con protector solar, a diferencia de la anterior. Creo que puede ser buena opción para luchar contra los signos de la edad.

Alimentos ricos en vitamina C

Como os digo siempre la belleza empieza exterior empieza por lo que ponemos en nuestro interior. Y la vitamina C es un ejemplo de ello.

Se recomienda consumir entre 65 y 90 mg de vitamina C al día. Para que os hagáis una idea, un pimiento contiene 190 mg de vitamina C, mientras que una naranja contiene 69 mg. Pues sí, resulta que los cítricos no son los reyes de la vitamina C.

Existen suplementos, por ejemplo, las pastillas de vitamina C del Mercadona se han vuelto muy famosas. Se supone que complementan la dosis de vitamina C, pero lo cierto es que si sigue una dieta normal y no hay enfermedades subyacentes, no debería ser necesario recurrir a suplementos.

Otra vez más, el secreto para una piel perfecta empieza por lo que comemos. Estos son los alimentos con mayor aporte de vitamina C:

  • Col rizada
  • Brócoli
  • Coles de Bruselas
  • Pimientos rojos y verdes
  • Coliflor

Frutas con vitamina c

Como ya sabemos, los efectos de las vitaminas para el rostro son muy positivos, por lo que debemos tratar de incluir la vitamina C a través de la alimentación. No obstante, si te cuestan un poco las verduras, opta por la fruta.

Estas son las frutas con más concentración de vitamina C. Y pese a los mitos, el ranking lo lidera el kiwi, con 93 mgpor cada 100g.

  • Kiwi
  • Naranjas, mandarinas, pomelos, toronjas
  • Mango
  • Papaya
  • Piña
  • Fresas, frambuesas, arándanos y moras
  • Sandía o melón

Aquí tenéis por cierto, una receta de smoothie de fresa, plátano y kiwi, lleno de vitamina C y súper rico.

Mi opinión sobre la vitamina C

En mi opinión, la vitamina C es un ingrediente genial para combatir primeros signos de la edad, manchas y falta de luminosidad, pero tenemos que usarla de manera inteligente. Su efecto depende mucho de con qué otros cosméticos la combinemos.

Por ejemplo, hay que buscar ingredientes que la complementen bien, si realmente queremos potenciar sus efectos. Y también es importante llevar protector solar si la usamos de día.

En cuanto a mi experiencia, cuando he utilizado la vitamina C en la piel de la cara he notado varias cosas. 

En primer lugar, funciona bien sobre mi piel con tendencia mixta o grasa, ya que no genera brillos. No obstante, se supone que es mejor para pieles apagadas o secas.

Noto la piel más turgente, más luminosa y como con más volumen. Se ve como revitalizada, pero sin sensación grasa.

Por último, recuerdo también que dejaba un ligerísimo matiz naranja sobre la piel. Pero mucha gente seguramente ni lo notará al usarlo.

Espero que os haya parecido útil esta guía sobre la vitamina C para la cara.

No os olvidéis de seguir este blog en Facebook para enteraros de nuevos posts y recibir consejos sobre belleza y cosmética. Me hace un montón de ilusión saber que hay alguien en algún sitio que lee mis posts de belleza y le resultan útiles.

Nos vemos muy pronto,

Deliria Rose