Máscara de pestañas de Nyx On the Rise: mi opinión

Máscara de pestañas de Nyx opiniones

Hello my darlings! He probado la nueva máscara de pestañas de Nyx On The Rise y hoy quiero contaros mi opinión sobre ella.

Es un post muy cortito, pero quería hacer una reseña igualmente porque me ha parecido un producto sobre el que tenía que dejar mis comentarios.

La máscara On the Rise es la más cara de las que tiene Nyx, y se supone que es la mejor. De todas las que tienen es la que es de color rosa fucsia. Cuesta 11,90€. A diferencia de otras máscaras de la marca, este rímel tiene una fórmula ultra pigmentada y un aplicador de reloj de arena.

Me gusta que, incluso a diario, mis pestañas estén súper negras y súper marcadas. Los fines de semana suelo llevar pestañas postizas, y para maquillarme en el día a día, simplemente rímel. Pero me gusta que marque bien.

Por cierto, no he vuelto a hacerme la permanente de pestañas porque no me gustó mucho el efecto, pero estoy pensando hacerme extensiones de pestañas. Si me animo ya os contaré mi opinión.

opiniones rímel nyx
Mi opinión del rímel de Nyx

Mi opinión sobre la máscara de pestañas de Nyx On the Rise

Me gusta la textura en gel que tiene. No deja grumos y se aplica muy fácilmente. Luego puedes ir aplicando capa sobre capa hasta conseguir el volumen que buscas.

Ahora bien, ahora hablemos de la parte negativa. Este rímel de Nyx deja pestañazas, pero es increíblemente difícil de quitar.

 A la hora de retirarlo necesitas un buen desmaquillante, y aún así es muy difícil de retirar y tienes que frotar mucho. Y ya sabemos que si frotamos mucho la piel delicada de los párpados sufre y se van formando arrugas, así que es no mola.

Espero que esta opinión de la máscara de pestañas de Nyx On the Rise os sirva si os estáis planteando comprarla. Como digo es buena máscara, pero cuesta mucho de desmaquillar.

En este video os enseño una pequeña demostración de cómo queda este rímel e Nyx.

¡Seguid este blog en FacebookYoutube para más consejos beauty que nadie más os cuenta! 😉

Mucho amor,

Deliria Rose