Rutina de cuidado facial para piel madura: seca, mixta, normal o grasa

Rutina cuidado facial piel madura

Hola darlings! En el artículo de hoy os presento una rutina de cuidado facial diseñada para piel madura. La idea surgió de que quería preparar una serie de pasos que mi madre pudiera seguir fácilmente. Una rutina de cuidado con pasos universales y que podremos amoldar en función de nuestro tipo de piel y preferencias. ¡Espero que os guste!

Con esta termino mi mini-serie de guías de rutinas faciales para diferentes tipos de piel que estado publicado últimamente.

Esta rutina está pensada para pieles de más de 50 años con signos visibles de la edad.

He dividido esta secuencia en dos: la rutina de mañana y la de noche. Los pasos son casi los mismos, pero los productos son ligeramente diferentes.

Esta rutina cosmética puede adaptarse a todos los tipos de piel que presenten signos visibles de envejecimiento: grasa, mixta, normal, seca o sensible.

También tenéis disponibles en este blog otras rutinas de cuidado facial específicas, por si os interesan:

Rutina de cuidado facial para piel madura de día

Paso 1: Limpieza de día para pieles maduras

Como sabéis la limpieza es un paso fundamental. Para las pieles maduras es importante retirar las células muertas y la suciedad que se ha ido acumulando durante la noche para que los tratamientos que usemos de día actúen de forma efectiva.

En cuanto a la limpieza la característica de las pieles maduras que debemos tener en cuenta es que se han vuelto más secas con el paso del tiempo. Por eso, debemos buscar productos que no resequen en exceso la piel. Yo evitaría jabones, geles, mousses y me decantaría por aguas micelares y leches limpiadoras.

  • Leche limpiadora + Tónico: Perfecto para pieles secas
  • Agua micelar: Apto para todos los tipos de piel. No laves la cara después del agua micelar, ya que arrastrarías las propiedades del producto.

A continuación os dejo dos ejemplos que podríais utilizar para vuestra rutina de limpieza matutina para pieles maduras.

Leche limpiadora:

Agua micelar:

Paso 2: Contorno de ojos de día para pieles maduras

Las cremas para el contorno de ojos son fundamentales en pieles maduras porque con ellas combatimos bolsas, ojeras y patas de gallo.

Como siempre os digo, el contorno de ojos lo aplicamos con suaves toques con la yema del dedo y siempre, siempre antes que cualquier otro sérum o crema. La razón es que al ser una zona tan pequeña tenemos que asegurarnos de que solo el contorno de ojos llega a esa zona, y no lo tapamos con alguna otra crema que estemos usando.

Siempre debemos realizar movimientos que deshagan la arruga. Es decir, en la zona de la pata de gallo aplicaremos hacia el ojo, no desde el ojo hacia la sien.

Este es un ejemplo de contorno de ojos anti-arrugas que podemos utilizar como parte de nuestra rutina:

Paso 3: Sérum de día para pieles maduras

El sérum es uno de nuestros puntos fuertes de ataque en una rutina antiedad. Este paso, tanto en la rutina de skincare de mañana como la noche, debemos aprovecharlo para usar productos que combatan los signos de la edad.

Por su consistencia los serums son los productos cosméticos más efectivos, así que no podemos perder la oportunidad.

Este es el que he seleccionado para mi madre como sérum de día. La vitamina C es un potente ingrediente antiedad. Pero debemos utilizar siempre protector solar cuando lo incluyamos en nuestra rutina de mañana. ¡Muy importante!:

Paso 4: Crema hidratante de día para pieles maduras

Las cremas hidratantes de día deben ser cremas de tratamiento si tenemos la piel más madura. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que una crema hidratante, sin más, no nos vale. Podemos sacar muchísimo más partido a este paso de la rutina facial buscando productos que se adapten a las necesidades de nuestra piel.

Fijamos bien cual es el problema que os gustaría combatir primero. ¿Es la pérdida de elasticidad, la flacidez, las arrugas, las manchas, etc? Hoy en día el mercado nos ofrece alternativas para todos estos problemas, así que no os conforméis con una hidratante básica.

Esta es la opción que os propongo en este caso como crema de día. Se trata de una crema anti-arrugas de día para pieles de más de 40 años:

Paso 5: Protector solar para pieles maduras

El SPF es necesario todo el año, no solo en nuestra rutina facial verano piel madura. Eso sí, naturalmente, este es un paso dentro de nuestra rutina que solo aplicaremos en nuestra rutina de día.

Para las pieles maduras y envejecidas, la protección solar en el rostro es muy importante por muchos motivos, pero sobre todo para evitar la aparición de manchas.

Siempre, debemos utilizar protector solar, no importa en qué estación del año nos encontremos o si vamos a salir o no de casa. El sol que entra por la ventana también actúa sobre nuestra piel, para bien y para mal.

Paso 6: Maquillaje para pieles maduras

Por último, ya solo queda maquillar la piel si lo deseamos. Para las pieles maduras yo recomendaría un maquillaje ligero que nos aporte frescura y luminosidad al look.

Me encantan las sombras de colores claros y satinadas o con algo de brillo. Me encanta el poder que dan a la mirada. Tampoco debemos olvidarnos de los iluminadores en las mejillas y un toque de colorete. Me parecen los 3 imprescindibles para aportar juventud al rostro.

Rutina de cuidado facial para piel madura de noche

Paso 1: Limpieza de noche para pieles maduras

Dentro de la rutina de noche para pieles maduras recomendaría, nuevamente, productos que resequen en exceso la piel.

Dependiendo de si vamos o no maquillados, estas son las mejores combinaciones:

  • Sin maquillaje: Lavado del rostro con agua + agua micelar
  • Para desmaquillado suave: Desmaquillante de ojos + leche limpiadora + tónico
  • Para desmaquillado intenso: Desmaquillante en aceite o bifásico (para ojos y rostro)

Aquí os dejo varias sugerencias de productos que hemos usado y que pueden funcionar bien para pieles maduras:

Paso 2: Contorno de ojos de noche para pieles maduras

Al igual que durante la rutina de mañana, utilizar un contorno de ojos es fundamental para nuestra rutina de noche. Y siempre debe ir antes que cualquier otra crema o tratamiento.

Paso 3: Sérum de noche para pieles maduras

En el mundo de los sérums y aceites podemos encontrar absolutamente todo lo que necesitemos para cada tipo de piel. El mercado cosmético cada vez ofrece alternativas más y más específicas.

Sin embargo, esto puede hacer que la búsqueda del sérum anti-edad perfecto se vuelva un poco “too much”.

Lo que te recomiento es que busques uno que se adapte a tu principal necesidad. Si no estás seguro de lo que necesitas, busca uno genérico con propiedades antiarrugas o anti-edad si tienes más de 40, y vete afinando en función de los resultados que obtengas.

Paso 4: Crema hidratantes de noche para pieles maduras

Al igual que para el sérum, la noche es un momento que no podemos desaprovechar para utilizar tratamientos que combatan los signos de la edad.

Así que es vital utilizar cremas especificas para problemas que pueda tener tu piel. Céntrate en lo que quieres combatir. Y si puedes hacer que varios cosméticos traten el mismo problema, mejor que mejor. Por ejemplo, si tu principal preocupación es la flacidez, haz que todos tus tratamientos (sérum y crema de noche) sean con efecto lifting.

Como sabéis, por la noche la piel se regenera y está más concentrada en sanar y recuperarse de los daños producidos durante el día.

Con esto completaríamos nuestra rutina de cuidado facial para piel madura. Me parece súper bonito tratar cada tipo de piel con el respeto y el cariño que se merece, atendiendo a las necesidades que pueda tener. Así que haz lo mismo con la tuya. ¿Qué te dice tu piel? ¿Está deshidratada? ¿Está apagada? Busca cosméticos específicos e inclúyelos en cada uno de los pasos de las rutinas de día y de noche que hemos enumerado. Así conseguirás una piel que envejece de la forma más bella posible.

Y si queréis contarme algo o hacerme alguna pregunta, sabéis que podéis encontrarme en redes. ¡Os espero!

Pinterest

Youtube

Instagram

Facebook

Un abrazo,


Deliria Rose