Cómo cuidar las extensiones de cabello natural con grapas

Cómo cuidar las extensiones de cabello natural con grapas

Continuando con mi serie sobre extensiones permanentes de cabello, hoy os quiero contar cómo cuidar las extensiones de cabello natural con grapas. Ya sabéis que las extensiones de grapa también se llaman de anilla. Y dentro de este tipo tenemos micro ring (las que yo llevo) y nano ring.

En este post os cuento mi opinión sobre las extensiones de microring. Y de manera más genérica, aquí os hablo de todo lo que debéis saber sobre las extensiones de pelo natural fijas: tipos que existen y cuáles funcionan mejor dependiendo de lo que busques.

Cuando me puse las extensiones por primera vez no tenía ni idea de cómo cuidarlas. No sabía con qué lavarlas, con qué peinarlas, cómo se hacía el mantenimiento, etc. Pero después de un año con ellas he aprendido un montón. Y también me he llevado algún susto por el camino que os quiero contar.

Ponerse extensiones supone un gasto considerable de dinero, por lo que es importante mimarlas bien desde el primer día.

Estas son las recomendaciones generales (y comprobadas por mi experiencia) para mantener las extensiones de cabello natural con grapas, que son las que yo llevo. No obstante, os daréis cuenta de que muchos consejos se aplican también a otros tipos de extensiones.

Cómo cuidar las extensiones de cabello natural con grapas

Estos son los 5 consejos a seguir para cuidar las extensiones de cabello de grapa.

1. ¿Cómo dormir con las extensiones de cabello de grapas?

Para dormir con tus extensiones de grapa lo más recomendable es hacerse dos trenzas. De este modo, el pelo está sujeto y no se roza en exceso. 

Si te recoges el pelo en una coleta baja, la zona de las grapas, la que está pegada a la cabeza, va a estar protegida, pero el resto del cabello, no. Y de este modo se van a ir abriendo las puntas y el pelo se va a ir estropeando desde la raíz.

2. ¿Cómo lavar las extensiones de grapa?

Champús y acondicionadores para extensiones.

Las extensiones de grapa van pegadas con keratina. Este pegamento es el que hace que se mantengan unidas. Cuando usas productos con ciertos químicos, el pegamento que las une puede deshacerse. Por otro lado, también puede deteriorar el cabello en sí. 

Por ejemplo, los champús tradicionales, con sulfatos van a ir modificando el color de la extensión. En el caso de que lleves extensiones teñidas o decoloradas.

Por otra parte, también te diré que el champú sin sulfatos te sorprenderá si no lo has usado antes. Hace menos espuma y te dará la impresión de que limpia menos. Pero a la larga, protege más tus extensiones de grapa.

Recuerda también que los aceites en acondicionadores y mascarillas también hacen que las extensiones se aflojen y que la anilla se vaya resbalando. Por lo tanto, aplica estos productos solo de medios a puntas, no en la raíz. En la raíz solo aplicamos el champú.

¿Cada cuánto lavar las extensiones?

Las extensiones de pelo de grapa son las más fáciles para lavar. Más que las de cortina, pro ejemplo. No obstante es una pesadez, igualmente. Y además te darás cuenta de que el lavarlas las va deteriorando. Esto se debe al uso de productos, el roce al frotarlas y también el uso de secador y planchas. 

Así que te recomiendo que solo te laves el pelo cuando lo necesites. Lo he hablado con otras chicas y por algún motivo el pelo con extensiones requiere menos lavado. Cuando llevaba las extensiones de clip las lavaba muy poco, y se notaba que el pelo se conservaba mucho mejor. Pero en definitiva, lo importante es seguir una rutina que a ti te venga bien. 

En último lugar, nunca te vayas a la cama con el pelo húmedo.

3. Extensiones de cabello natural con grapas: cómo peinarlas 

Evita llevar horquillas que rocen las grapas o tiren de ellas. También te darás cuenta de que es mejor no llevar coletas altas, o mucho menos moños tirantes. Lo mejor es llevar el pelo recogido pero sin ningún tipo de tensión. 

Por ejemplo yo para estar en casa lo suelo llevar recogido solo en la parte superior con una pinza de clip. Pero esta pinza la dejo súper floja para que no ejerza presión sobre el cabello.

Cuando conduzco coloco el pelo con cuidado por delante de los hombros en dos mechones, y por encima del cinto. Si dejara que cayera sobre la espalda libremente se rozaría con el asiento. 

Cada noche y cada mañana desenredo mi pelo con suavidad. Empiezo por las puntas y voy subiendo con cuidado hasta la raíz.

Es un ejercicio que me lleva varios minutos así que aprovecho a hacerlo mientras veo Netflix. ¡O simplemente mientras me dedico a reflexionar frente al espejo del baño! ¿Quién quiere meditación cuando puedes hacer “desenredo terapia”?

En general, evita enredos y nudos en las extensiones. Existen también cepillos con púas de flexibles, que ayuda a desenredar con mayor facilidad el cabello con extensiones fijas.

4. ¡Mis extensiones pierden pelo!

 Las extensiones de cabello y el agua oxigenada 

Con las extensiones no todo ha sido un camino de rosas. He pasado por un momento que me generó mucho estrés las navidades pasadas, cuando fui a hacerme un mantenimiento y descubrí al llegar a casa que las extensiones se me estaban deshaciendo.

Me lo hice en un salón en España que nunca había probado para las extensiones, porque me coincidía allí la cita para subirlas. 

Me las quitaron sin problema, pero a la hora de colocarlas de nuevo en el cabello ocurrió algo que nunca me había pasado. Al llegar a casa empecé a ver que el cabello se me estaba resbalando y desprendiendo de la grapa. No se me caía la extensión completa, sino que se me caían pelos sueltos.

Me quedé muy asustada. Tenía que grabar una campaña para una marca de champús con la que colaboro en Instagram y ¡me estaba quedando sin pelo! Intenté ignorarlo y esperar que dejara de caerse al cabo de un tiempo. Intenté seguir con mi vida. 

Pero no lo pude ignorar. Al día siguiente volví a la peluquería y les conté lo que me estaba pasando.

El problema al parecer era que la queratina que une los pelos dentro de cada mechón se había disuelto. 

Aún nadie sabe a ciencia cierta qué ocurrió, pero la hipótesis es que los productos de coloración y el agua oxigenada han podido ir disolviendo la queratina de la extensión. Y solo al quitar las grapas es cuando el pelo se ha separado. 

Cómo decolorar o teñir el cabello cuando llevas extensiones

Sea como sea, intenta darte el color o hacer la decoloración solamente cuando no tengas las extensiones puestas. Así te ahorrarás que el agua oxigenada estropee la extensión.

Es decir, coge la cita para quitarte las extensiones primero. Después que te hagan el color. O te lo haces tu en casa, como sea. Y una vez que ya tienes el color, que te vuelvan a poner las extensiones. Mi consejo. Y ojalá lo hubiera sabido antes porque no he conseguido encontrar nada de información al respecto en internet.

5. Súbete las extensiones de grapa cada 2 ó 3 meses

En un principio mi extensionista me recomendó hacerlo cada 8 o 10 semanas, pero para mí personalmente 3 meses (12 semanas) es lo que mejor me encaja.

Cada 3 meses es cuando me doy las extensiones, así que me viene perfecto para quitármelas, darme el color y luego volverlas a colocar.

Es importante no dejar pasar más tiempo porque cuanto más baja esté la grapa o anilla, más se puede rozar y por lo tanto, caer.

En fin. Las extensiones para mí han sido un antes y un después. Me han ayudado a conseguir ese pelo Barbie que tanto me ha gustado siempre. Pero también he de admitir que requieren un mantenimiento que mucha gente no está dispuesto a asumir. 

Si os habéis decidido a ponéroslas, ¡adelante! Pero recordad que son vuestros babies y tenéis que cuidarlas y mimarlas como se merecen. Ahora ya sabéis como cuidar las extensiones de cabello natural con grapas y cualquier otro tipo de extensión fija, así que ¡adelante!

Mucho amor,

Deliria Rose