Cómo matizar el cabello decolorado en casa

Cómo matizar el pelo decolorado en casa

Hola darlings! En el post de hoy os cuento cómo matizar el cabello decolorado en casa paso a paso. Tanto para conseguir un rubio platino como otros tonos de rubio extra claro. En su momento os conté cómo matizar mechas y resultó ser un post muy popular. Así que esta vez he querido haber no solo de cómo aplicar el toner correcto para corregir el amarillo en balayage u otras mechas, sino cuando llevamos la decoloración de raíz. 

En la foto que veis llevo por cierto la decoloración matizada con tinte. Pero mejor seguid leyendo para saber qué técnica elegir dependiendo de vuestro caso.

Cómo matizar el cabello decolorado en casa

A veces cuando nos aplicamos la decoloración a nosotros mismos en casa, es complicado acertar con el color, así que hoy os doy ideas para matizar la decoloración fácilmente.

Para empezar, antes de decidir cuál es la mejor técnica para matizar el pelo decolorado, tenemos que comprobar el color y estado actual del cabello y cuál queremos que sea el resultado final. 

Si te preguntas cuándo hay que matizar el pelo, la respuesta es siempre

Siempre que realizamos una decoloración debemos matizar. Eso no quiere decir que la hayamos hecho mal. Es simplemente que la decoloración en sí no sirve para proporcionar color. Sirve únicamente para aclarar. Para conseguir una base a partir de la que trabajar. Y para ello en muchos casos vamos a necesitar tintes, que son los que aportan pigmentos de color.

Cómo matizar el pelo decolorado a blanco

Si tu decoloración está muy clara (amarillo pálido en algunas zonas y blanco en otras, por ejemplo), te valdrá con matizar con un champú violeta o un baño de color.

Para matizar con un baño de color puedes utilizar un agua de 10 por ejemplo. El número de tinte para mantener el blanco deberá ser un 12. No utilices un tinte con matiz ceniza sobre una base blanca porque te va a quedar gris. Este de Wella tiene un acabado muy bonito. Puedes usarlo tal cual, mezclado solo con el agua oxigenada, o puedes añadirle una gotita de otro tinte con un subtono que te guste. Pero si lo que quieres es corregir un poquito, úsalo solo y en baño de color (con agua de 10 volúmenes):

Una segunda opción si el pelo está blanco o casi es matizar con un champú morado o violeta. Puedes aplicarlo sobre el cabello húmedo y dejarlo actuar durante unos minutos. Controla el color, ya que el blanco va a absorber los pigmentos violeta muy rápidamente y puedes acabar con el pelo como un geranio.

Si tu decoloración está amarilla o más oscura, deberás volver a decolorar para llegar al blanco, sorry. Una vez que el cabello esté blanquito, sigue uno de los dos pasos anteriores: baño de color o champú violeta.

Aquí podéis ver la escala de colores por los que pasa un cabello mediante la decoloración. Para conseguir teñir el pelo de blanco necesitamos que esté en lo más alto de la escala.

tonos decoloración
Tonos del proceso de decoloración

Cómo matizar la decoloración amarilla

Si tu decoloración está amarilla y buscas un rubio muy claro pero sin llegar a blanco, deberás usar un tinte.

Este es el caso más común. Por lo general siempre vamos a necesitar matizar con tinte. Como decía, no es que hayamos aplicado mal la decoloración, sino que es la mejor forma de controlar el color final. La decoloración no da color, solo aclara el pelo.

En este caso elige un 10.1 o un 11.1. Como veis, aquí sí que aplicamos un tono ceniza para contrarrestar el amarillo del cabello. 

Este Wella Professionals Koleston Perfect Me tiene un color bonito si buscáis un 11:

Dependiendo del estado del cabello y del nivel de amarillo podemos usar un agua oxigenada más alta o más baja. En cualquier caso, yo no usaría más de agua de 20 volúmenes (al 6%). La Blondme de Schwarzkoft es una de las de más alta calidad, pero al final, cualquier otra marca os va a servir.

Cómo matizar una decoloración naranja o rojiza

Si la decoloración te quedó naranja podrás solucionarlo con un tinte siempre y cuando no quieras aclarar el color, sino solo dar tono. Por ejemplo, puedes usar un tinte si quieres pasar del pelo naranja a castaño claro o a pelo rubio ceniza oscuro. 

Si lo que quieres es pasar de naranja a rubio platino, por ejemplo, tendrás que decolorar. Lo siento, sé que no es lo quieres leer, pero es la verdad. Así que respira hondo y ánimo. Cuando lo hagas te va a quedar un rubio claro tan bonito que se te habrá olvidado la pesadez de las decoloraciones.

No obstante, aquí tienes el post completo con todas las técnicas sobre cómo quitar el tono naranja del pelo decolorado.

Aquí os dejo los productos que necesitaréis: polvos decolorantes y agua oxigenada.

Polvos decolorantes: os enseño la opción BlondMe Bond Enforcing de Schwarzkoft porque ayudan a proteger y reparar el pelo a la vez que levantan el color de forma eficaz. En su momento haré un artículo con la review detallada del producto.

Y como agua oxigenada para mezclar os voy a recomendar el agua oxigenada de Blondme Supreme de Schwarzkoft también, pero en esta ocasión la de 30 volúmenes para que suba un poquito. Esta es un agua oxigenada específica para cabellos rubios.

Cómo matizar pelo decolorado a gris

Si quieres llevar un tono gris perla clarito, tendrás que llevar primero el cabello al blanco. Igual que para aplicar cualquier otro color de fantasía clarito. Bien sea rosa, azul, verde, etc. Si queremos que esos colores se vean claros y brillantes la base sobre la que trabajemos deberá ser blanca.

Si tu pelo amarillo, naranja o rojizo, decolora de nuevo con mucho cuidado hasta que llegue al blanco.

Una vez en el blanco podrás aplicar el gris o cualquier otro color que quieras. Para el gris puedes usar un 0.1 puro. Eso sí, te va a quedar gris, gris. 

Si lo que quieres es un rubio platino muy ceniza te aconsejo un 11.1.

Estas son las técnicas más básicas a las que puedes recurrir para matizar un cabello decolorado en casa fácilmente, con tintes que puedes encontrar en Amazon. No obstante, si te ves más apañado, te animo a que pruebes con colores y tonos más sofisticados.

Las casas de peluquería ofrecen un montón de colecciones y tonos que se adaptan a todo lo que queramos. 

Por ejemplo, si quieres un rubio perla precioso, Swarzkoft tiene una gama, la de Highlifts, con tonos preciosísimos de gris. Están especialmente diseñados para bases que se encuentran entre un tono 7 a 9.

Y a mí personalmente me parece que no hay nada más bonito que un color súper fresco, recién matizado, uniforme pero con textura… En fin, ¡me encanta! Pero lo quiero decirte es que poco a poco, pruebes, lo disfrutes y encuentres algo con lo que te veas guapa (o guapo) y a gusto. ¡Y diviértete mientras tanto!

Youtube
Pinterest
Instagram
Facebook

Nos vemos muy pronto, amores.

Un abrazo, 

Deliria Rose